Mamíferos en Guadalajara: el zorro

zorro comun guadalajara ver animales fauna

Si visitas Guadalajara puedes descubrir plantas y animales que no están presentes en zonas más pobladas. Una de ellas es el zorro común. Sin embargo, es muy difícil verlo por su carácter tímido, esquivo y escurridizo.
Este bello animal se encuentra en las zonas poco pobladas de Guadalajara, como Hita, donde es alta la población de conejos, de los que son depredadores, pero no esperes verlo porque se aleja de los humanos lo máximo que puede.
La alimentación de los zorros es muy variada. Son extremadamente inteligentes, rápidos y silenciosos y ningún animal que sea más pequeño que ellos está realmente a salvo si están cerca. Son cazadores nocturnos y su dieta puede incluir pequeños mamíferos como roedores, los conejos anteriormente mencionados e incluso topos si se tercia. No le hacen ascos a los insectos, las lombrices y pequeñas aves. También pueden acechar a las aves de corral, pues son un objetivo fácil para ellos, sobre todo en las granjas, y esa es la causa de que tengan mala fama entre la comunidad de granjeros.
Las crías de los corzos también son presa de los zorros, como no podía ser de otra manera.
Es una especie de hábitos nocturnos que busca la oscuridad y las zonas silenciosas para alimentarse al anochecer, sobre todo si hay poblaciones de seres humanos cerca. Los zorros prefieren la noche y la ausencia de luz artificial para cazar sin interferencias por parte de los humanos.
En el entorno rural sus principales depredadores y enemigos naturales son las águilas, aves rapaces, lobos e incluso osos.
Durante el día se refugian y duermen en madrigueras que cavan ellos mismos, aunque en ocasiones pueden habitar madrigueras abandonadas por otros animales si las características de esa madriguera les permiten realizar actividades como dormir o alimentar a sus crías.
Si visitas la Casa Rural La Olma, en Hita (Guadalajara), lo más probable es que no veas ningún zorro porque son demasiado tímidos, pero puedes leer algún libro basado en ellos. Los zorros han inspirado numerosas fábulas, historias y literatura.
Uno de los ejemplos más conocidos es la novela “El superzorro” (“Fantastic Mr. Fox”), escrita por Roald Dahl y publicada en 1970, que llegó a ser adaptada al cine por el director Wes Anderson en 2009 utilizando la técnica de stop-motion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *